PROMO66 LICEO GUATEMALA

jueves, enero 04, 2007

Espíritu Santo

Espíritu Santo se denomina en la teología cristiana trinitaria a una entidad espiritual con características divinas, que es parte o está relacionada con Dios.

Para la Iglesia Católica y gran parte de las otras denominaciones cristianas, el Espíritu Santo es una de las tres personas o hipóstasis de Dios, lo que se denomina la Santísima Trinidad.

Nombres

Si bien tanto el Padre como el Hijo son espíritu y santos, se reserva este nombre para la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. En la Biblia se hace referencia a ruwah (soplo, viento) además de Espíritu de Dios, como en el primer capítulo del Génesis: "...Las tinieblas cubrían los abismos y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas" (Gen 1, 1). También aparecen alusiones al Paráclito, que significa consolador o abogado, que en la teología cristiana se han interpretado como alusiones al Espíritu Santo. De ruwah pasó al griego como πνευμα (pneuma; de πνεο, pneo), y luego al latín como spiritus (de spiro).




Alegoría al Espíritu Santo en la Basílica de San Pedro, Roma





Naturaleza

El dogma trinitario católico sostiene que el Espíritu Santo es una de las tres personas de la Santísima Trinidad, que proviene del Padre y del Hijo eternamente por vía de espiración y amor. Este artículo dogmático, conocido como la "cláusula filioque" (la frase "y del Hijo"), fue agregado al Credo Niceno en el Primer Concilio de Constantinopla celebrado en el año 381. Las iglesias ortodoxas orientales hallan herética la concepción católica de que el Espíritu Santo proviene del Padre y también del Hijo.

Misión

Según la teología cristiana, el Espíritu Santo fue enviado a los discípulos de Jesús en el día de Pentecostés para darles fuerza, valentía y servirles de guía. Según el Evangelio de Juan, esto les fue prometido a los discípulos en el contexto de la Última Cena (Cf. Jn 14, 16-18).

Dones y Frutos del Espíritu Santo

Los cristianos creen en el "Fruto del Espíritu", está compuesto de virtudes engendradas en el individuo al aceptar el Espíritu y Sus acciones en la vida del mismo. Se pueden encontrar en el Nuevo Testamento «el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas» (Gal 5:22-23, NVI), o -de acuerdo a la versión católica- "caridad, gozo, paz, paciencia, longanimidad, bondad, benignidad, mansedumbre, fidelidad, modestia, continencia y castidad" (Ga 5, 22-23 Vulgata) [1]. Muchos cristianos creen que estos frutos del Espíritu Santo son mejorados a través del tiempo mediante la exposición a la palabra escrita de Dios y por la experiencia de llevar una vida cristiana. Se cree que los Frutos del Espíritu Santo son producto de los Dones del Espíritu Santo. El listado de dones varía entre las diferentes denominaciones cristianas.

Según el Catecismo de la Iglesia Católica, los Dones son los siguientes:

1. Temor de Dios
2. Sabiduría
3. Entendimiento
4. Consejo
5. Piedad
6. Fortaleza
7. Ciencia

Aunque aceptan aun más dones que han sido otorgados por el Espíritu a través del tiempo.

Los protestantes suelen basarse en diversos versículos del Nuevo Testamento para categorizar los dones, como el siguiente:

«A unos Dios les da por el Espíritu palabra de sabiduría; a otros, por el mismo Espíritu, palabra de conocimiento; a otros, fe por medio del mismo Espíritu; a otros, y por ese mismo Espíritu, dones para sanar enfermos; a otros, poderes milagrosos; a otros, profecía; a otros, el discernir espíritus; a otros, el hablar en diversas lenguas; y a otros, el interpretar lenguas.» (1° Corintios 12:8-10, NVI)

1 Comments:

  • Estimado Kalifa:

    de nuevo un cordial saludo de año nuevo, deseándote lo mejor de lo mejor, y dentro de ello, que podás darte una vuelta por esta Guatemala.

    Muy interesantes tus artículos, lo del Espíritu Santo me recuerda alguna lectura lejana sobre el tema, con la famosa discusión del filioque, que viene de la frase en latín del Credo: “filioque procedit”.

    También muy interesante lo de la fecha del nacimiento de Jesús, porque cabalmente hace poco alguien escribía que era poco probable que en diciembre pudiera haber pastores durmiendo a la intemperie cerca de Belén. Con respecto a la celebración por las iglesias orientales (católicas y ortodoxas) de la Epifanía (6 de enero) en lugar de la Navidad, una vez explicaba el cura párroco de mi colonia que se debe a que las iglesias orientales celebran la manifestación de Jesús a los no judìos (representados por los Reyes Magos) en tanto que la Navidad es la manifestación a los judíos (los pastores).

    Un abrazo,

    Luis F.

    By Anonymous Luis Felipe Linares, at 6:49 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home


Powered by Blogger