PROMO66 LICEO GUATEMALA

lunes, marzo 18, 2013

EL GENERAL, LA TRANSA Y LA MORAL

 
sin esconder la mano

               EL GENERAL, LA TRANSA Y LA MORAL.

                           por:  Flaminio Bonilla Valdizón
                                                          
       A algunos analistas les ha sorprendido la alianza que concretó el General Ríos Mont con la DC para alcanzar la Presidencia del Congreso, recordándole que atacó duramente a los demócrata cristianos cuando expresó que los verdes estaban en el Purgatorio para al FRG; echándole en cara asimismo, que la DC le tildó de genocida y de falto de hombría para defender el triunfo electoral  del 74, etc.   
  
        A muchos de nosotros no nos sorprende la actitud del General, porque hemos visto su carrera política plagada de errores, de ambiciones desmesuradas, de irrespeto a la ley, de argumentos  inconsistentes, de bravuconadas, de tierra arrasada, de cementerios clandestinos, de falsos sermones, de fanatismo religioso etc., etc.   Por ello una alianza de coyuntura como la actual, únicamente une la avidez y el cinismo de dos dirigentes: el General y el Delfín. Pero el Delfín Cabrera es más astuto, tiene más colmillo y le lleva kilómetros de manipuleo y de maniobra política al General y a los eferregistas.

        La DC  siempre ha concertado alianzas coyunturales que le permiten oxigenarse en momentos de crisis; ha realizado componendas electorales que le posibilitan el reparto de posiciones directivas; ha apoyado candidatos ajenos y transado con posiciones políticas e ideológicas opuestas a la propia, con el fin de proteger a sus dirigentes de investigaciones de corrupción y de saqueo.  En fin, la DC ha transado por cualquier cosa, porque en la mayoría de la dirigencia de ese partido han desaparecido la moral y los principios.   Y el General también vuelve a demostrar,  que con tal de alcanzar posiciones, con la ética también se puede transar.  El General transa con los cínicos y los fariseos,  obtiene fichaje en ese equipo y transgrede el “NO ROBO, NO MIENTO, NO ABUSO.”     
  
        En la coyuntura que lo tiene de luna de miel con la DC, al General se la ha olvidado intencional y festinadamente que a los demócrata-cristianos los tenía en el Purgatorio y que en su campaña congresil le manifestó a su raquítico y escaso electorado que jamás apoyaría causas de sinvergüenzas.  Le MINTIÓ a su electorado, ABUSÓ de la confianza de los poquísimos votos ciudadanos que le permitieron posesionarse de una curul.  En fin, el General transa con los principios, transgrede  la moral, pisotea su slogan de “NO ROBO, NO MIENTO, NO ABUSO”.  Pero esto, repito, no es nada nuevo en el General.  Ya  en el año 1974, abandonó la nave cuando la tripulación  más necesitaba del Capitán, le dio la espalda al Pueblo y a los grupos políticos que le apoyaron y con la excusa jamás creíble que no quería un derramamiento de sangre, aceptó un chance militar en España.   Hace más de 20 años, el General y la DC  obtuvieron 335,147 votos, que representaba en el electorado de aquel entonces la mayoría absoluta;  hoy obtiene apenas 200 y pico de mil votos.   O sea que la estrella del General está en descenso, su liderazgo y “popularidad” están en bancarrota.  Pero ayer al igual que hoy, el General transó con sus principios.   Ayer no  supo ni quiso defender  un  triunfo;  hoy cree que triunfó en una elección de directiva congresil,  que es producto únicamente del manipuleo,  de la artimaña y  el manoseo.  Ayer,  los mismos que le robaron el triunfo electoral lo enviaron fuera del país con una posición  de segunda;  hoy los propios demócrata-cristianos, los panistas, los ucenistas etc., lo miran como a un político de segunda.   

        En el 74,  quién  tuvo  un  valor  inmenso,  un  patriotismo a toda prueba, un civismo con  verdadero  coraje  y  dignidad, fue un Periodista, no un General.  En aquel entonces,  quién más defendió la victoria electoral de Ríos Mont, fue MARIO MONTERROSO ARMAS, quién el 20 de marzo de 1974 en CARTONES RADIOFÓNICOS le dijo a otro General:  “Es usted General Laugerud, el primer General que “gana” una batalla habiéndola perdido.  Es el primer General en la historia y en el mundo, que se  declara vencedor ante sus vencedores . . . Sea usted, pues, el nuevo Presidente de Guatemala, por la voluntad hipotecada de unos cuantos, mientras  la soberana voluntad del Pueblo le asigna un sitio en la historia y le busca,  una nueva palabra a esta desvergüenza que hoy nos llena de pavor a todos.  Y  de conmiseración por usted,  que siendo General de Brigada,  no supo mantener en alto la pregonada dignidad de la Institución que lo formó en sus aulas, enseñándole a amar a Guatemala,  no a burlarse de ella;  a  respetar la Constitución, no a contribuir a pisotearla.   A defender a su Pueblo,  no   a conjurarse en contra de él,  con los políticos profesionales del fraude y del engaño . . . “

      Este valiente Editorial, le costó la vida a Mario Monterroso Armas.  Mario Monterroso Armas dio su vida por defenderlo a  usted  General  Ríos Mont.  Mario Monterroso Armas sufrió a manos de esbirros y sicarios,  pero le demostró al Pueblo que el si era un hijo del HONOR, el DEBER y la GLORIA.  Mario Monterroso Armas dio su vida por  la  libertad,  la vergüenza y  la dignidad  de los guatemaltecos . . . en tanto usted General,  abandonaba a sus amigos y electores y ponía un océano de por medio.

       ¡Que la Historia lo juzgue también a usted General!

Publicado en  Diario “ La Hora “ en el mes de diciembre de 1994.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home


Powered by Blogger