PROMO66 LICEO GUATEMALA

miércoles, agosto 29, 2007

Un articulo interesante

Les envio desde Toronto un fuerte abrazo y a la vez un buen artículo,
espero sea de edificación.

Ramon Baldizon
VERBO CHRISTIAN MINISTRIES
http://www.verbo.ca

------------------------
Más vale el buen nombre que las muchas riquezas,
y el favor que la plata y el oro.
(Proverbios 22:1)

¿Qué piensa la gente cuando escucha mencionar su nombre? ¿Piensan ellos en gracia, rectitud, bondad y fidelidad? ¿Es su nombre algo dulce a sus oídos y pensamientos? ¿Cómo hablan con relación a usted a otros? ¿Es alabado a menudo al no estar presente? ¿Desean otros tener su compañía? ¿Quieren honrarlo con afecto, regalos y servicio?

¿O es su nombre un pensamiento amargo? ¿Piensan en aspereza, egoísmo, testarudez, orgullo, malhumorado o indiscreción? ¿Tratan de evadirlo? ¿Lo evaden? Cuando otros hablan con relación a usted ¿Tienen que inventar excusas para su conducta? ¿Ignoran o rechazan sus invitaciones porque usted es mas irritante que placentero?

Usted no puede ignorar estas preguntas y ser sabio. ¡Su reputación y relaciones son la gran medida de su vida! ¡Deténgase y examínese a sí mismo basado en su reputación con otros! Lo que otros piensan acerca de usted es un cuadro de su vida mucho mas acertado de lo que usted piensa de si mismo, porque usted tiene un sesgo obvio para distorsionar los hechos a su favor y tiene un corazón engañoso que está enfatuado profundamente con usted mismo. (16:2; 20:6; 21:2; Jer 17:9; Gal 6:3).

Algunas personas son usadas como ejemplos de virtudes específicas. Algunas personas son usadas como ejemplo de un carácter pobre y relaciones problemáticas. ¿Cómo es usado su nombre? ¿Hablan con relación a usted afectivamente y respetuosamente, o críticamente y negativamente? Muchas personas no tienen ningunos rasgos sobresalientes del todo, así que pasan por la vida sin honor o favor, lo que muestra una falta de prioridad y diligencia en buscar decoro y virtud.

¿Qué es un buen nombre? No es la escogencia paterna de una combinación distinguida de silabas que suenan sofisticadamente, con clase o placenteras. No es meramente ser nombrado como respetable ancestro. Su nombre en sí no tiene ningún valor. Salomón usó “buen nombre” como una metonimia para una buena reputación. Él exhortó a su hijo a poner una prioridad bastante grande en tener una buena reputación delante de Dios y los hombres (3:4; 1 Samuel 18:30)

¿Qué es favor? No es hacer favores a otros, sino que recibir favor de parte de otros. Es obtener semejante condición con otras personas virtuosas en la que la gente escoge amarlo y honrarlo como una persona altamente respetada. Desde luego, alcanzar tal posición requiere que usted modifique meticulosamente su conducta para complacer a otros. Requiere un comportamiento correcto consistente para mantener la estima de los otros. (Eclesiastés 10:1)

¿Cuál es la lección? Usted debe poner una gran prioridad y énfasis en su reputación y sus relaciones. Mientras que la mayoría de personas persiguen el éxito financiero y profesional con todas sus fuerzas, Salomón exhortó a su hijo a valorar su reputación y sus relaciones mas altas que estas otras metas. Él quería que su hijo creciese en favor con Dios y con los hombres y él calificó la importancia de este logro como mucho mayor que grandes riquezas. (3:4; Lucas 2:52)

¿Cómo se compara usted con la lección de salomón? ¿Cuánto vale su nombre… para usted? ¿Es más importante que cualquier cantidad de dinero o éxito? ¿Trabaja usted mas duro en mejorar su nombre que en salir adelante financieramente? ¿Cuánto valora la estima y el respeto de buenas personas? ¿Está usted examinando regularmente su conducta para estar sin ofensa?

¡Dios lo mide con relación a lo que otros piensan! Usted no puede ser aprobado por Dios y disgustado y evadido por buenas personas. Es imposible. Y su familia y amigos cercanos no cuentan, porque la clave es su reputación delante de personas buenas y sabias. Se puede ver fácilmente el carácter de una persona por medio de la cantidad y la clase de amigos que tiene. Estos hechos no mienten.

Desde luego, la opinión de otros no es su única medida, o la mas importante (Juan 5:44) Pero ciertamente son una medida. Usted se engaña tontamente al aprobar su propia vida y conducta, si buenos hombres y mujeres le tienen en poca estima.

Demetrio tenía un gran nombre y reputación (3 Juan 1:12); Timoteo era altamente estimado antes y después de haber conocido a Pablo (Hechos 16:1-2; Filipenses 2:19-22) Y esta alta medida es una calificación necesaria para el santo oficio de Obispo en las iglesias de Cristo (1 Timoteo 3:7)

Salomón no incluyó la opinión profana e impía del mundo en general, porque requeriría impiedad que todos hablaran bien de usted (Lucas 6:26) Intencionalmente se refirió solo a personas buenas y sabias que conocen el corazón y la voluntad de Dios y que miden a las personas por las normas de rectitud y benignidad. Amistad con el mundo es una señal horrible (Santiago 4:4)

Su opinión acerca de sí mismo no vale nada. Es contraria a los hechos. Personas de buen nombre piensan pobremente con relación a sí mismas, lo que les mantiene humildes y sensibles a otros; aquellas con mal nombre piensan de sí mismas que son bastante deseables, lo que les hace arrogantes y ofensivas. La diferencia entre modestia y auto justificación es una gran parte de un buen nombre.

Su gran meta es la de crecer en “favor” con Dios y los hombres, como hicieron Samuel y el Señor Jesús (1 Samuel 2:26; Lucas 2:52) Esto sucede cuando se guardan los dos grandes mandamientos – amar a Dios y amar al prójimo. El “favor” del proverbio es cómo Dios y los otros lo tratan a usted, lo cual usted puede escoger por medio de una vida consistente de benignidad y amor para con ellos.

Tan grandes son estas metas – su reputación y ser estimado por otros - que deben exceder cualquier otra meta. Las personas trabajan largos días de dura labor por muchos años para enriquecerse, pero edificar un buen nombre y reputación son mas importantes. Si usted tuviera la opción entre una buena reputación y un ungüento precioso, usted debería escoger el buen nombre (Eclesiastés 7:1)

Considere su funeral y vea los comentarios para 10:7. “La memoria del justo es bendita, pero el nombre del impío se pudrirá”. ¿Cómo será recordado usted? ¿Traerá su memoria pensamientos placenteros al corazón? ¿O la mayoría se retraerá en alivio?

Usted tiene dos nombres. El primero es su nombre personal. Cómo viva y trate a los demás crea la reputación de su primer nombre. Dios le dio ese nombre al nacer, con una reputación pura. ¿Qué ha hecho usted con él desde entonces? Usted o lo ha mejorado o lo ha ensuciado. Con una sola palabra, su nombre, pensamientos son provocados en otros. ¿Qué son?
Su segundo nombre es nombre familiar. Cómo vive su familia y cómo trata a los demás crea su reputación. ¿Está usted promoviendo el nombre de su familia? ¿O le está permitiendo podrirse? ¿Desean otros estar con su familia? ¿O han sido ofendidos lo suficiente para alejarse? ¿Quieren otros casarse con alguien de su familia para obtener intereses de un buen nombre?

David tubo un gran nombre en la Biblia. Su nombre estaba bien establecido en Israel (1 Samuel 18:30) A pesar de que Saúl era un rey con un hijo príncipe, Jonatan y la nación amaban a David porque él era mejor que cualquiera otro (1 Samuel 18:1-16) Cada uno quería estar con David, ser como David, o casarse con David. Él ganó esto por medio de ser agraciado y sabio en todo tiempo.

Las bendiciones para salomón en su coronación incluyeron tener un nombre mas grande que el de su padre, el cual fácilmente era el mas grande en Israel (1 Reyes i:47) Aún Dios comparó a todos los reyes posteriores con David y este hombre fue descrito como un hombre conforme al corazón de Dios ¡Qué meta!

Nabal fue lo opuesto. Era grosero, arrogante, áspero y difícil (1 Samuel 25:2) Su nombre significaba necio y aún su esposa dijo que lo era (1 Samuel 25:25) Él fue un hombre de Belial, malvado y profano.

Considere a José. Aunque era un esclavo comprado, el gano el favor de Dios y de Potifar por medio de su conducta ejemplar (Génesis 39:1-6) Aunque fue declarado culpable de violación, ganó el favor de Dios y del carcelero (Génesis 39:19-23) Aunque era un prisionero sentenciado a larga condena gano el favor de Dios y de faraón (Génesis 41:38-45, Hechos 7:10) Cualquiera que dice que sus circunstancias o pasado han afectado negativamente su nombre simplemente está inventando excusas.

Considere a Daniel. Aunque era un eunuco cautivo de una nación pequeña y extraña, ganó el favor de Dios y de Aspenaz, jefe de los eunucos en Babilonia (Daniel 1:9) Aunque vivió una vida como funcionario público por varias décadas, sus enemigos no encontraron ninguna cosa de acusarle ante el rey (Daniel 6:1-5) ¡Que ejemplo de modelo para los jóvenes!

¿Qué puede usted hacer para edificar su nombre y reputación y ganar el favor de otros?

Tan solo una pequeña insensatez puede dañar una reputación (Eclesiastés 10:1), así que usted debe de evitar aún la apariencia de lo malo (1 Tesalonicenses 5:22) y debe hacer enmiendas prontamente por ofensas cometidas (Mateo 5:23-24) Gobernar su espíritu constantemente es necesario para mantenerse virtuoso (16:32)

La gracia es la característica mas grande para un buen nombre y el favor de otros, porque puede ganar el favor de reyes y causar que las mujeres sean siempre honrados (22:11; 11:16) es la combinación perfecta de gentileza, ternura, humildad y alegría que hace a los hombres y las mujeres encantadores y deleitosos. ¿Cuan agraciado es usted?

Las personas aman a aquellos que les ayudan a edificar sus vidas (27:9) ¿Es usted un árbol de vida? (11:30) ¿Se benefician otros por estar cerca de usted? (9:8; 25:12; 28:23) ¿Lo buscan por ayuda?

¿Es su hablar un bálsamo sanador, un látigo sarcástico o un ruido tonto? Las personas aman palabras que son buenas y placenteras que son amables, tiernas, amigables y de ayuda (12:18; 16:24; 18:21; 25:11)

¡El amor nunca falla! Si usted aprende y aplica las quince frases que describen el verdadero amor (1 Corintios 13:4-7), su nombre florecerá como una flor hermosa.

Si usted es joven, tiene una ventaja. Su reputación aún está siendo formada y usted debiera aplicarse con toda diligencia para hacerla la mejor delante de Dios y los hombres. Si usted es joven, usted no ha cometido tantos errores como las personas mayores, lo que significa que tiene menos que lamentar. Escoja hoy hacer ésta una meta alta y viva de acuerdo a ella.

Su nombre y reputación son escogencias diarias y usted debería escoger edificarlas y preservarlas mas que cualquier otro proyecto o meta. Usted puede cambiar su nombre y reputación, así que considérelo un privilegio y responsabilidad bendecidos y una gran prioridad para su vida. Antes que enfatizar el ejercicio, la dieta y dormir para edificar su cuerpo, que tiene poco valor ante Dios y los hombres, ejercítese en la piedad y en amar a otros (1 Timoteo 4:7)

Si usted ha tomado el nombre de Jesucristo por medio de profesarlo y asociarse con él , es importante que su nombre y su reputación den honra a su religión y su líder. Sea como aquellos de Pentecostés, que crecieron a favor con toda la gente (Hechos 2:47; Filipenses 2:14-16). Permita que su vida adorne la doctrina de Dios nuestro salvador con gloria y belleza (Tito 2:5,8,10) Sea como esos hermanos no nombrados endosados por Pablo como “la gloria de Cristo” (2 Corintios 8:23)

Jesús de Nazaret creció en favor con Dios y los hombres durante su juventud (Lucas 2:52) Él fue muy agraciado en conducta y en palabra. Debido a que amó la justicia y odió la maldad, el favor de Dios lo bendijo con el óleo de alegría más que a sus compañeros (Hebreos 1:9) Escoja un nombre perfecto así como el de Él es perfecto.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home


Powered by Blogger